Mark


La diferencia tiene todas las trazas de un espolvoreo, de una dispersión, de un reflejo. En la lectura del mundo y del sujeto, ya no se trata de encontrar oposiciones, sino desbordamientos, intromisiones, fugas, deslizamientos, desplazamientos... 

– Roland Barthes


Entiendo el complejo arte-arquitectura como una práctica a-disciplinar donde opero detectando tangencias. Trabajo con cambios diferenciales, hallando vibraciones que tienden a un punto límite.

Me interesa lo desapercibido, lo vírico, aquellos procesos que ocurren en un segundo plano y planteo acciones que llevan implícita la idea de atrapar al vuelo el matiz. Procedo sin estilo, mas cerca del experimentalismo, dejándome llevar por el accidente. Los proyectos se realizan a través de un proceso autónomo de “dejar hacer” donde intervengo como mediador y donde la acción estructurante es esperar. Esperar que algo ocurra, que algo que no haya pensado, suceda y confiar que cuando esto ocurre, pueda reconocerlo.


junio de 2020.




Mark