Solicito y recojo cada mañana un Certificado de Fé de Vida en el registro civil de Madrid. Se trata de un documento oficial del estado que declara, con valor de presunción, que una persona está viva en la fecha y hora de su expedición, y tiene validez diaria.
Toda identidad supone una responsabilidad y sólo cuando alguien adquiere identidad viene a ser “identificable” y, por lo tanto, puede serle exigida la responsa- bilidad de sus actos. Pero ¿cómo puede un escrito legitimar un plano de existencia? ¿Cómo responsabilizarse cuando somos tantos? ¿Quién de los muchos que somos es el identifica- do, el poseedor de la identidad?
Fé de vida
45 certificados escaneados
(en proceso)
2020


La punta de la espada sale de la espada o La conciencia


Hojas de papel desdoblan mi conciencia
Y surco el filo con los dedos
¿Cuántos yo inciden en el cuerpo que me acoge?

El filo es siempre un entre, un intersticio
Un canto justo y de metal
Pero la pulla hace la muesca

La empuñadura pesa y está fría
Tállate en la estofa de existencia que quieras,
pero hace falta tallar – dice Sourriau

El estoque y lo binario
Y en esa oscuridad lanzo a mi patrulla
para ver la escisión y mi reflejo


01.01.2020
02.01.2020
02.01.2020
02.01.2020
01.01.2020
02.01.2020
02.01.2020
02.01.2020
01.01.2020
02.01.2020
02.01.2020
02.01.2020
01.01.2020
02.01.2020
02.01.2020
02.01.2020
01.01.2020
02.01.2020
02.01.2020
02.01.2020
01.01.2020
02.01.2020
02.01.2020
02.01.2020
01.01.2020
02.01.2020
02.01.2020
02.01.2020




Mark